"Himmelhoch jauchzend, zu Tode betrübt" Goethe.
De la más alta euforia a la más profunda aflicción.

domingo, 7 de marzo de 2010

Romeo & Juliet


Una noche más, subimos al décimo piso, décimo cielo.
Una copia secreta de la llave fue una vez más nuestra cómplice, y nos abrió la puerta a ese cielo encapotado, oscuro, sin luna ni estrellas.
Nos apoyamos en la barandilla de color claro, ¿Recuerdas lo fría que estaba?
Como siempre, eso no importó. Me abrazaste por detrás, envolviéndome en tu aroma, en tus brazos, en tus besos. Embriagándome de felicidad.
Allí abajo, en las calles oscuras, las farolas dejaban caer su purpurina dorada sobre las aceras desiertas. Y es que era muy tarde, cariño.
La ciudad guardaba silencio, regalándonos otra noche mágica juntos.
Escuchábamos “Romeo & Juliet”, y mientras Mark Knopfler nos cantaba la historia de dos enamorados, nosotros vivíamos la nuestra.
Me encantaba abrazarme a ti, buscando el calor de tu cuerpo, antagónico del suelo frío que nos acunaba.
Perdí la cuenta de los te quiero que te susurré lentamente al oído, de los besos en tu boca, en tu cuello, en tus párpados cerrados.
Cada vez que nuestras miradas se cruzaban, quería detener el tiempo, quería sumergirme en tu cielo azul, sin una sola nube: el cielo que contienen tus ojos.
La canción se acabó, pero volvimos a escucharla. Te dije que me encantaba, era preciosa.
-Sí, pero es muy triste. Julieta pasa del pobre Romeo, va por ahí jactándose de haberse acostado con él, no le quiere.
-Julieta es tonta.
-Ojalá que tú nunca seas como ella.- lo dijiste muy serio.
Cogí tu cabeza entre mis manos, mirándote a los ojos, hablándote con mi boca sobre la tuya.
-Yo nunca, NUNCA seré como Julieta. Nunca me iré de tu lado.
Te besé como nunca, como a mi sueño hecho realidad. Intenté explicarte con ese beso que lo eras todo, que mi corazón era tuyo.
Te abriste camino y entraste en él, donde nadie había entrado nunca. Todos los demás se perdieron por el camino, ya que el camino estaba hecho sólo para ti.
Teníamos el pelo revuelto, los ojos brillantes y el aroma de nuestro beso aún flotaba en el aire.
En momentos como ése yo te decía que estaba embriagada de ti. Me sentía volando muy alto, muy alto, tan alto que podría traerte un pedacito de luna si quisieras.
Tú, en cambio, decías que estabas “borracho de amor”. Yo me reía de aquella maravillosa comparación.
Pensé en las veces que veríamos la luna juntos, en las veces que me besarías en la frente, y me escocieron los ojos de alegría.
¿Recuerdas lo que pasó después? Me cogiste mi mano y la llevaste a tu ojo. Los míos se desbordaron al notar que estaba mojado.



"Juliet, when we made love, you used to cry."

13 comentarios:

  1. Me gustaría vivir una historia tan linda como la que acabas de escribir :)

    ResponderEliminar
  2. Una preciosa historia de amor,
    un placer pasar por tu bonito blog.
    que tengas una feliz semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ufff... mi querida Euforia, abriste con este escrito la puerta de mi sentimiento para dejar una lágrima salir.. es hermoso, sentido, delicado, solo me queda decirte, Gracias

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Confirmo que el amor existe, lo puedo sentir... cuando te leo.. estos relatos me transportan y me hacen suspirar.
    Gracias por acelerar mi corazón :)
    Besos emocionados :)´
    Marlene

    ResponderEliminar
  5. Tienes que pasarte por mi blog!! Hay un regalo para ti =)

    ResponderEliminar
  6. Bufff,me encantan estos bellos escritos donde el amor y la ternura se respira en cada palabra escrita.
    Soy una romántica empedernida, lo confieso.
    Un beso y un susurro muy dulce

    ResponderEliminar
  7. el amor existe, debe existir, un buena historia de amor has escrito. un abrazo grande de este fragmentado país Chile.

    ResponderEliminar
  8. Dios que belleza, sabes que nunca he leido esa historia, la de romeo y julieta...
    La tendré que leer, porque me quedaría con las anas y no no no.. jaja

    Un beso grandote!

    ResponderEliminar
  9. Sabes qué? me has hecho llorar, estarás contenta! :) Me ha encantado, perdona por no haber comentado en las otras entradas, pero que sepas que las he leído ;)
    A ver si hablamos!
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. :O Increible

    no podía dejar de leer


    viva el amor todo es posible!

    un besito anormeee

    ResponderEliminar
  11. Gracias hermosa.... dejo la puerta entre abierta, y si se cierra me meto por la ventana y si esta cerrada, rompo la puerta de la cocina con una piedra y si no puedo abrir, me meto por la chimenea y si me quedo atorada, me espero hasta Navidad para que me empuje Santa Claus. jajaja!!
    No digo ADIOS ¿vale?? Hasta Luego y te sigo visitando.
    Un brazo fraterno
    Marlene

    ResponderEliminar
  12. Hermoso! Y me diste ganas de escuchar a Dire Straits (ya mismo pongo el CD). Un beso!

    ResponderEliminar

Empaña las paredes de mi palacio con tu voz, y escribe en el cristal tu nombre :)