"Himmelhoch jauchzend, zu Tode betrübt" Goethe.
De la más alta euforia a la más profunda aflicción.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Sólo hay una manera de saberlo


Miró fijamente mis rodillas de hueso, intentando evitar que flaquearan y me hicieran perder el equilibrio, pero no lo consiguió. Me dejé caer en el suelo que poco a poco había enfriado diciembre, y creé un plan, arriesgado, intenso, magnífico.
Me levanté con lentitud, sin dejar de mirar sus ojos claros, y comenzó la terapia.
-Sólo hay una forma de acabar con tus dudas; una prueba.
Él estaba tan asustado como yo, pero leí en sus labios las palabras antes de que las pronunciara: estaba dispuesto a arriesgarlo todo. Si no superábamos la prueba, sería evidente que tendríamos dificultades para seguir adelante, pero si lo conseguíamos… dejaríamos atrás las dudas, los temores y las estupideces para siempre. Era uno de esos momentos en los que había que inspirar con fuerza, profundamente, había que seguir adelante, pues todo nuestro mundo dependía de aquello. Pero era la única solución.
Cerré sus ojos y acaricié con suavidad su cara, recorriendo una y otra vez recodos tranquilos donde se refugiaron mis besos. Mis párpados cargaron con todo el peso del momento, y cayeron. Así, ambos ciegos, me acerqué con cuidado y rocé mis labios pequeños con los suyos, sin lujuria, pero con pasión contenida. Noté cómo él se estremecía, y escuché el palpitar de su corazón, al que iba destinada la prueba.
Su boca respondió a la mía, y me besó, despacio. Me separé y palpé su frustración, pero permaneció inmóvil. Tomé su mano y la deslicé por mi muñeca, por mi brazo desnudo. Las yemas de sus dedos contenían dulces cosquillas que me hacían enloquecer, pero me contuve, y uní las palmas de nuestras manos. Las hice girar en el aire y me coloqué detrás de él, que seguía sin moverse, lo que me hizo pensar si todo aquello serviría de algo. ¿Estaba perdiendo el tiempo? ¿Me respondería con un doloroso “no”?
Respiré hondo y acaricié su espalda, poco a poco, y besé su nuca. Bailamos abrazados por la habitación, sin abrir nunca los ojos, y me refugié en su pecho. Su aroma…hacía aflorar todos mis sentimientos, exponiéndolos. Me abrazó y olió mi pelo, dejando caer besos sobre el resplandor cobrizo. Reuní fuerzas, y hablé desde allí:
-¿Lo sientes?
Rodeé su cuello y seguí la forma de sus rizos con mis dedos.
-¿Qué susurra tu corazón?
-Me está recordando momentos que hemos pasado juntos.
Y comenzó a contarme momentos, a desenterrar algunos otros, diminutos, que yo había olvidado. Aquel día que fuimos a la playa, cuando conocí a sus padres, la primera vez que nos dijimos “te quiero”, cuando se dio cuenta de que me querría siempre…
Le temblaba la voz, y supe que iba por buen camino. Lo abracé con fuerza y sus manos navegaron en mi pelo.
-No puedo vivir sin tu pelo, sin tus ojos de color cambiante.
Me abstuve a abrir los ojos y decirle que eso nunca pasaría, lo que hizo que el nudo en mi garganta se apretara un poco más.
Volví a caminar por su rostro, acariciando un paisaje que me sabía de memoria, y supe que él tampoco había abierto los ojos. Y al volver sobre mis pisadas, me di cuenta de que nunca podría saber cuánto lo quería, porque era demasiado, no podía asimilarlo, pero en ese momento mis manos me lo transmitían, y la cifra era abrumadora, infinita.
Cuando mis lágrimas resbalaron por mi cara, él abrió los ojos, y me abrazó con fuerza.
-Has conseguido romper el círculo vicioso de las dudas, ya no tengo ninguna. Sé que me quieres, tanto como yo a ti, y que superaremos cualquier obstáculo.
Seguí llorando, pero con una sonrisa de alivio, sin miedo, pues habíamos superado la prueba.

14 comentarios:

  1. Se nota que os quereis muchísimo me alegro de que consiguieras romper ese circulo vicioso de dudas.
    Me encanta la manera con la que escribes, aunque sé que esto ya lo sabes.
    Un abrazo y un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. me alegra mucho que te guste el fondo de mi blog :) a mí me encanta el tuyo!! y esta entrada en particular la he leído con muchísima emoción! qué bonito!! :))) viva el amor!!! jo! dan ganas de saltar!!! :))) y de subirse a este globo de colores que tienes a la derecha! me ha encantado! muchas gracias por tu comentario y por escribir así :)) biquiñosss y muy feliz finde laaaargoooo :))) muásssssss

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor es no dejarlas adentro, las dudas, porque se enquistan y acaba siendo peor. Cuánto lleváis? :) Me he alegrado mucho del final del relato, de veras.

    Seguiré leyéndote ^^


    Un besote.

    ResponderEliminar
  4. 'Sé que me quieres, tanto como yo a ti, y que superaremos cualquier obstáculo'

    Todos tenemos dudas.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso,como siempre
    Escribis maravillosamente y me atrapa cada historia
    Un beso
    Suerte♥

    ResponderEliminar
  6. Dios!! que belleza realmente me llegó a lo más profundo!
    Me encantó, sin palabras!

    Un beso grande euforia!

    ResponderEliminar
  7. El amor supera todas las pruebas :) Describes tan bien los sentimientos que me parece sentirlos a mi^^
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. bien!! estupendo que tengas más tiempo :))) espero que lo disfrutes minuto a minuto :))

    ResponderEliminar
  9. biquiñosssss jooo que le di demasiado rápido al publicar :))) jejeje

    ResponderEliminar
  10. Hermoso!!! Muy romántico, ojalá me pasara.
    Euforia, es un gusto saber que siempre estás presente ahí cuando escribo, muchisimas gracias.
    Por un momento creí que ella era ciega , la chica de tu texto.
    Es hermoso todo..
    El amor el amor :)
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  11. Pero cuanto amor y pasiòn se percibe en estas lìneas. Has escrito con una suavidad y una dulzura, que me he quedado con ganas de más!
    Se quieren mucho, y lograste transmitirlo tan bien para que todos lo sintiéramos :]

    Esta frase se que me quedo dando vueltas en la cabeza... porque simplemente es magnìfica:

    "Volví a caminar por su rostro, acariciando un paisaje que me sabía de memoria, y supe que él tampoco había abierto los ojos.

    Haces magía con las palabras. te admiro mucho :)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Lo más grande que te puede suceder,es que ames y seas correspondido :)


    me encanta !

    mil besos azules ! como siempre me gusta pasar x aki !

    ResponderEliminar
  13. Creo que es imposible que en cualquier relación no haya en algún momento alguna duda, todos las tenemos, pero lo bueno es saber superarlas y hablar claramente.
    Hermosísimo escrito, dictado con el corazón.
    Un beso y un susurro muy dulce

    ResponderEliminar

Empaña las paredes de mi palacio con tu voz, y escribe en el cristal tu nombre :)